Peter Parker es un pringao. Tiene poderes, derrota a los malos y suelta chascarrillos fáciles sin que le retiren el carnet del humor, pero es un pringao. A los traumas estándares de superhéroe (grandes muertes, responsabilidad abrumadora, etc.) se unen los de adolescente matadillo y, más tarde, los de joven adulto intentando hacer algo con su vida. Las penurias del trepamuros son tanto el asesinato del tío Ben como tener un trabajo de mierda, la última amenaza del Buitre como los jaleos con su novia formal. Al contrario que Batman, que usa a Bruce Wayne como tapadera, Peter quiere ser Peter casi más que ser Spidey. Por eso es, junto a los Cuatro Fantásticos, el más telenovelesco de los súpers, y por eso tantos músicos han cubierto su vida personal explotando el melodrama. Ahí van 7 canciones sobre Spider-man, dedicadas a 7 de sus mayores penurias.

petercostume

Lo del tío Ben: Bono y The Edge – ‘Rise Above’ (del musical Turn Off The Dark)

El trauma: La muerte del tío Ben, un momento tan definitorio para Spidey como la picadura de araña. Si ésta le da los poderes, lo del tío Ben lo convierte en un superhéroe. Un gran poder y una gran responsabilidad, ya saben.

La canción: ‘Rise Above’, el número musical en el que Parker le da vueltas a lo que acabamos de explicar arriba, con el cadáver de su tío todavía caliente. Turn Off The Dark fue un poco el chiste recurrente de la cultura popular en 2011 y ya ha caído en el más completo olvido. ¿Julie Taymor, la del musical de El rey león o la peli Titus, con Bono y The Edge, adaptando libremente la peli de Sam Raimi de hacía casi una década y mezclándolo, un poco porque sí, con el mito griego de Aracne? La idea es tan desconcertante como destinada a la mediocridad. Esta ‘Rise Above’ es la prueba perfecta de esa grisura incoherente. Debería sonar trascendente y queda en chavalito de cásting de La Voz baladeando un tema típico de U2 mientras una señora vestida de araña cuelga en la pared sin que nadie sepa muy bien por qué.

Lo de Gwen Stacy: La costa brava – ‘Gwen Stacy’

El trauma: Gwen Stacy, la novia de Spidey, se parte la crisma cuando el Duende Verde la tira de un puente. Cuando se estrenó The Amazing Spider-man 2 hubo quejas en las redes porque se hablara de esto, que por lo visto ahora es spoiler, misterio sacro y asunto de estado, aunque sea una cosa tan arraigada en el imaginario colectivo que hasta tiene canciones de grupos indies españoles.

La canción: “Gwendy al caer no pudo aguantar el shock y fui vencido por primera vez”, cantan muy tristes los de Zaragoza, poniéndose en la piel de Parker y sin atisbos de cinismo. Es un tema triste, sentidísimo, que huye de los festejos pop que tanto le gustan al indie y que tan fáciles parecían visto el material de partida. Siendo malos y facilones, emociona más que la peli.

Lo de la doble identidad: Crack the Sky – ‘Peter Stays And Spider-man Goes’

El trauma: Pues eso, que el Hombre Araña lleva mal lo de tener dos identidades y tener que andar separándolas y escondiéndolas, sobre todo porque en ninguna de las dos le van las cosas demasiado bien. Así, más de una vez ha acabado guardando el pijama y decantándose por una de las dos: Peter se queda, Spider-man se larga.

La canción: Llegamos, tal vez, a la cima del universo paramusical del trepamuros: ‘Spider-man: Rock Reflections Of A Superhero‘, un LP producido en la Marvel en los 70 en un arrebato de merchandising ambicioso, una suerte de rock opera que salta de un género a otro (doo-wap, funky, psicodelia) con narraciones sobreactuadísimas de Stan Lee entre corte y corte. Y, para colmo, con portadaza de John Romita. Qué maravilla.

rockreflections-1278477510

Pese a lo heterogéneo del conjunto y lo descarado de la jugada comercial, la propuesta es bastante sólida. A la sombra (creo que no están acreditados) anda la banda Crack in the Sky, que nunca tuvieron demasiado éxito pero eran más que competentes. Lo demuestra este ‘Peter Stays And Spider-man Goes’, un rock meloso, blanco, tonteando con la psicodelia muy por encima, que vendría a ser, junto con una ‘Spider-man’ que suena toda a Neil Diamond, el single del vinilo.

Lo del pederasta Skip: The Black Lips – ‘Spidey’s Curse’

El trauma: Peter Parker sufrió abusos sexuales en su tierna infancia. Sí, esto pasó y está en los libros, concretamente en un especial gratuito de la Marvel. No es raro, aunque cueste de creer, ver series por lo general festivas que cambian a un tono circunspecto y grave para explicar asuntos importantes a la chavalada. Si las misses pueden hablar de la paz mundial, el Capitán Planeta puede hacerlo del sida y Will Smith de las armas y la violencia de bandas. Y si la Marvel quiere que nos andemos con ojo con esos adultos que te tocan aquí y allá, están en su derecho de poner al joven Peter junto a un pederasta de pelo blanco llamado Skip y dejar que el cuento cautelar se desarrolle por sí mismo.

superhero2

La canción: The Black Lips compusieron un bonito tema, ‘Spidey’s Curse’, de aire festivo e intranscendente, en el que se da cuenta detallada del episodio. Escucharlo sabiendo que lo que se narra se puso en tinta y papel y es canon añade cinco o seis capas de post-modernismo y encanto pop. Queda claro que en la cultura popular contemporánea no se desperdicia nada. ¿Saldrá Skip en el Marvel Cinematic Universe?

Lo de recibir palizas: Wesley Willis – ‘I Whipped Spider-man’s Ass’

El trauma: Ninguno en concreto, pero suponemos que a nuestro amistoso vecino no le hará demasiada gracia que los supervillanos le curtan el lomo cada dos por tres.

La canción: Wesley Willis fue un artista esquizofrénico paranoide que cantaba (gritaba) sobre bases pregrabadas de su organillo electrónico Technics. Da un poco de miedo, la verdad. Echen un vistazo a algunos de sus títulos: ‘Suck A Caribou’s Ass’, ‘Fuck You’, ‘Shit & Fuck’, ‘The Vulture’s Ate My Dead Ass Up’, ‘The Termites Ate My House Up’ o, para compensar, ‘Stop The Violence’. En ‘I Whipped Spider-man’s Ass’ nos cuenta su encuentro con un Spidey especialmente borde que le debe pasta y se pone farruco con su novia y, claro, Willis le tiene que partir los morros. No nos cuesta imaginarlo como supervillano, tocando las narices de todo súper que se le cruza, sobre todo si tenemos en cuenta que también compuso ‘I Whipped Batman’s Ass’ o, adelantándose a la peli de Iñarritu más de una década, ‘Birdman Kicked My Ass’ (no siempre se gana, amigo Willis).

Lo de ser, en general, un adolescente pringao: Crack The Sky – ‘No One’s Got A Crush On Peter’ 

El trauma: Los sinsabores de ser un nerd en un instituto de ficción norteamericana, lo que te convierte a veces en hombre invisible y otras en diana fácil de burlas y abusos. ‘No One’s Got A Crush On Peter’, ¿se podría cantar lo mismo de Tony Stark, Bruce Banner, Steve Rogers o Stephen Strange? No, y eso es lo que hace único a Spidey: la Marvel aplicó en él todo lo que habían aprendido haciendo cómics “para niñas” y construyó el superfolletín definitivo.

La canción: Volvemos un momento a ‘Rock Reflections Of A Superhero’. A ver quién se niega con un temazo tan pegadizo, solariego y anclado en su época como éste. Según la contraportada, los coros los ponen los Cuatro Fantásticos y las palmas Falcon. Porque no hemos hablado de la contraportada, digna de museo: Romita dibujó a Hulk a la batería, Conan a las cuerdas (¿?), Pantera Negra a la guitarra, Estela Plateada a los teclados y, cuidado, el Capi a la pandereta. No sé ustedes pero yo podría estar mirándola un par de horitas.

rrbackcover

Lo del grupo de sus ex-novias: Married With Sea Monsters – ‘Face It, Tiger’

El trauma: Aquí estoy aventurándome un poco y no sé qué pensaría Parker en realidad, pero a mí ver una banda formada por mis ex amantes me recuerda a aquel coro de ex-novias de los Conchords en ‘Carol Brown‘. Escalofríos.

La canción: Cerramos con una reciente y un temazo importante, tanto que va a ser mi elección para el Tres Canciones, 270. Hace poco Edge Of Spider-verse presentó un universo alternativo en el que la picadura de la araña radioactiva no iba para Peter sino para Gwen Stacy, que se convierte en ‘Spider-Gwen’ (ejem, ya). En ese otro universo, Mary Jane Watson tiene una banda, The Mary Janes, en la que están ella misma, Gwen, Glory Grant y Betty Brant (primer rollete del arácnido). Lo dicho, un coro de ex-novias, aunque sea en mundos paralelos.

maryjanes-625x326

En un momento del cómic The Mary Janes intepretan su tema estrella, ‘Face It, Tiger’, y a la banda Married With Sea Monsters les debe de haber molado tanto la idea que han completado la letra y compuesto la música y, hala, ahí lo tienen, el facsímil de una canción de mentirijillas. Fíjense cómo nadie ha compuesto nada sobre el infame arco ‘One More Day’. ‘Face It, Tiger’ suena enérgico, vigoroso, un poco rebelde, con el mismo carácter alegre y un poco asilvestrado que le sale tan natural a ‘Spider-Gwen’, con un venazo de rock garajero millenial que no desentonaría en la versión cinematográfica de Scott Pilgrim. Vale, a lo mejor nos hemos pasado con lo de “trauma” en esta última, pero con la suerte que tiene Parker, seguro que en ese universo alternativo le tocan de vecinos Skip, Bono y Wesley Willis.

@VtheWanderer