Somos La Inercia, príncipes de La Inercia y defensores de los secretos del castillo de La Inercia. Cada vez que levantamos nuestras espadas y gritamos “¡por el poder de La Inercia!”, se nos otorga el fabuloso poder de hacer buena radio con contenidos de mucho aplaudir: balas, canciones, finales televisivos con Miguel Anómalo, Comunicación Bien a canales de la TDT desaparecidos, reglas del Nuevo Orden Mundial en Conspiranoid Android, versiones horribles de ‘Don’t Let Me Be Misunderstood’ en LoPutoPeor y consejos de nuestro filósofo de cabecera, He-Man. ¡Nosotros tenemos el poder!