Lunes, 21:15. Adrián se dispone a salir en dirección a la radio, pero el destino tiene otros planes para él. Sus llaves caen por el agujero del ascensor y tendrá que jugarse la vida para recuperarlas mientras Raúl sostiene la puerta. Por su parte, Víctor, Cano, Juanjo López y Ana se desvían en su camino al estudio para coger las llaves del mismo, en poder de Raúl (y por suerte, no bajo el ascensor). Al final todo sale bien y charlamos con este amigo de sus proyectos, con David Serra de cine y paseos de perros y Miguel “Anómalo” de tele, series y chessboxing, en el programa más largo que hemos hecho hasta la fecha. Bien está lo que mal empieza.