En el primer intento, salto rápido a la segunda pista y me ventilo el disco a intervalos brevísimos. Resumo más de una hora en dos o tres agotadores minutos y casi me rindo, pero si Raúl pudo calzarse ‘El salmón’ en sesión non-stop yo no voy a ser menos valiente. Voy a escuchar ‘Metal Machine Music’, de Lou Reed, entero. Una hora ininterrumpida de chirridos y acoples, el disco más insoportable de la historia.

Pero no vale con escucharlo, no. Primero, ha de quedar constancia de la gesta. Segundo, hay que compartirlo con los refuerzos, por si flaquean las fuerzas. Y tercero, y más importante, hay que aportar algo a la comunidad, dar un apoyo a otros valientes que se animen a calzarse este disco entero entre pecho y espalda. Así que para esta experiencia inframusical llamo a Raúl, nos ponemos a los micrófonos y grabamos la escucha del disco de marras, comentada sobre la marcha, en una suerte de programa piloto de La Inercia, el podcast.

Diría “que lo disfruten”, pero sé que no lo harán. Escuchen con moderación.

Raúl y yo al terminar la grabación/escucha. No acabamos bien.