Las versiones en castellano (de canciones en inglés) cuya calidad es más que dudosa o que rozan el esperpento son casi un género en sí mismo. Desconozco si en otras lenguas sucede lo mismo (pienso no sé por qué en el italiano), pero es asombrosa la cantidad de covers en castellano que provocan estupor y en algunos casos vergüenza ajena. Ante la falta de estudios científicos sobre este asunto (¿en qué carajo se están gastando nuestros impuestos?) hay que recurrir a las suposiciones. En mi opinión, este fenómeno se produce por la conjunción de tres factores que comparten españoles y latinoamericanos (lamento de antemano la generalización): la sempiterna dificultad con el inglés, la popularidad de géneros musicales cutres, y un carácter festivo siempre predispuesto al cachondeo. O quizás los motivos son otros, pero éstos son los que se me ocurren.

En todo caso, la lista de versiones en castellano (de canciones en inglés) que nos traumatizaron para siempre es extensa y crece día a día. Con el paso del tiempo, muchas de ellas se han situado en esa extraña y difusa línea que divide el amor y el odio, la chapuza de la genialidad. Estas son las que más horas de sueño me han robado:

.

El Príncipe Gitano – ‘In the ghetto’

Un clásico entre clásicos y uno de los grandes hitos de la historia de la televisión en nuestro país. El Príncipe Gitano versionó a Elvis y de paso demostró al mundo que en España se vive muy bien pero que lo de aprender inglés ya si eso lo dejamos para otra vida.

.

Azúcar Moreno – ‘Paint it black’

Atención, anécdota. Si las hermanísimas Encarni y Toñi Salazar se bautizaron como Azúcar Moreno fue para homenajear a los Rolling Stones, y más concretamente a su canción ‘Brown sugar’. Sobre la versión que nos ocupa, recupero las sabias palabras que Víctor le dedicó un día, ya que soy incapaz de mejorarlas:

“Guitarra española y palmeos, para que no falte el toque patrio, se pelean con un sintetizador de autoparódica épica. La base es pura psicodelia electro, ¿serán los arreglos de Jean-Michel Jarre? Las Salazar cantan tan fuera de tono que el teclado tiene que salir en su ayuda con una línea de melodía que es puro midi. Hacia el final, la cosa toma aires de marcha militar, en un desmelene escatológico que ni Muse”.

.

Los Sobraos – ‘Wonderwall’

Los Sobraos es el grupo que mejor representa el espíritu de este artículo: no saben inglés pero lo cantan con desparpajo, su pronunciación (ojo a ese ‘apachi naaao’) hace que El Príncipe Gitano parezca Churchill, y no existe nadie que pueda tomarse en serio el género de la tecnorumba (a.k.a. rumbakalao). Dicho esto, a mí me gusta más que la original y espero no ser el único que lo reconozca abiertamente.

.

Hermanos Calatrava – ‘Space oddity’

¿Homenaje o burla? ¿Genialidad o mediocridad? Quizás las cuatro opciones sean correctas. Yo lo veo así: no es la mejor versión que se ha hecho del temazo de David Bowie, pero probablemente sea la mejor versión que podían grabar los Hermanos Calatrava. Y además, a diferencia de la original, tiene algo de crítica social. Admiración eterna hacia ellos.

.

Andrés Calamaro – ‘No woman no cry’

No sé qué opinarán los calamaristas, que haberlos haylos, pero escuchando los discos cada vez más planos y aburridos del argentino echo de menos con más fuerza aquel Calamaro al que se le iba la mano (y la nariz) y nos sorprendía con sus locuras musicales. Que sí, que la mayoría de ellas no tenían gracia y las olvidábamos pronto, pero de tanto en tanto caía alguna joyita como esta versión house de la sobadísima ‘No woman no cry‘, que si bien no emociona al menos nos provocaba grandes carcajadas cuando la imaginábamos sonando a todo trapo en la fiesta de final de temporada de Pachá Ibiza.

.

Sándalo – ‘Te informo’

Cuando esta versión no paraba de sonar en todos lados yo tenía diez años y era fan de Paco Pil. Y pese a estas dos circunstancias que nos llevarían a pensar lo contrario, ‘Te informo’ ya me parecía bastante mala. Todo dicho.

.

Gipsy Kings – ‘Hotel California’

La canción ha perdido algo de su valor original porque cuesta disociarla de ‘El gran Lebowsky’ y la escenaca que sirve para presentar a Jesús Quintana. Gracias a los hermanos Coen esta versión del ‘Hotel California’ se hizo popular, y precisamente por ello siempre será esclava de la película. Una circunstancia, por otra parte, que dudo que les quite el sueño a los Gipsy Kings. Es un señor temazo, aunque he dudado si incluirla o no en esta lista porque no tengo nada claro que esa letra pueda ser catalogada como castellano.

.

Tino Casal – ‘Tal como soy’ (‘Killing me softly’)

Mira que a Tino Casal le tengo cariño y en su discografía hay varios temas que me gustan, pero este ‘Tal como soy’ se me hace bastante insufrible y me parece de largo la peor versión que grabó. Es un buen momento para recordar que realizó una interpretación interesante y poco conocida de ‘Life on Mars!’, y que su canción bandera, ‘Eloise‘, es en realidad una versión de Barry Ryan.

.

Los Sobraos- ‘Zombie’

Tal y como hemos comentado previamente, Los Sobraos merecen ocupar el trono como mejores creadores de versiones en castellano que nos traumatizaron (espero que a estas alturas hayáis pillado el homenaje a Viruete). Y si alguien tiene dudas al respecto, estoy convencido de que esta versionaca de ‘Zombie’ de The Cranberries os las disipará por completo. In llor jé.

.

Podéis leer los anteriores capítulos de la serie (Per)Versiones musicales (en los que también aparecen algunas versiones buenas de verdad, os lo juro) clicando aquí.