O eso nos dice el sempiterno mantra: “cuando nos pongamos…” Mientras nos llega esa sabiduría que nos ilumine y nos eleve (o esa accióndeunafuerza que modifique nuestro estado) yo abro fuego y líneas y me presento a mí mismo: me llamo Víctor, y es posible que no sea más que un conjunto de pensamientos que han coincidido para crear la ilusión de una conciencia, vaya usted a saber.

Como conciencia al menos probable afirmo esto: escribo (libros, tesinas, blogs, esemeeses y hojas parroquiales, señale qué elemento no pertenece al grupo). Puedo ir más allá y afirmar esto otro: me gusta la música. No necesariamente la que aparecerá aquí. Y en un ejercicio de valentía sin parangón culmino: me gustaría escribir sobre música; por qué no. Sobretodo: me gustaría ver a mis dos amigos Raúl y Adrián, cracks ellos y seguramente no mejor personas, hacer lo propio. Yo sólo soy una bala anunciando la salida. Dejemos que hablen ellos.

V the Wanderer