Tres canciones, 242: la elección de Raúl

LOS AMAYA – A ESOS HOMBRES

En aguas colindantes a Lo Puto Peor, según la marea, en esa zona pantanosa donde reinan los grises, vienen Los Amaya, un dúo gitano de los 60, aún en activo, a componerle una canción a cuatro de las personalidades más importantes y decisivas de la humanidad, una Historia de la bondad sustentada, para ellos, en este póker de patas de la mesa: Mahatma Gandhi, John Fitzgerald Kennedy, Martin Luther King y Jesucristo.

A ritmo de rumba catalana, en un tema de cinta de gasolinera, a mí me da más gracia y ternura que vergüenza y le veo la cosa adictiva, a pesar de una letra de esta guisa. Así es la hermosa elegía, festiva y superficial, a JFK: “John, amigo John, hoy tu nombre está presente en mi corazón, tú que diste la vida por tu nación, cantemos con amor al amigo John”. Otro ejemplo de retrato profundo: “Yo te recuerdo, Gandhi, por ser siempre el defensor de tu pueblo, porque nunca usaste armas de fuego. Con amor hiciste la guerra, cantemos todos a Gandhi este poema”.

Infumable el texto, también hay lagunas de concepto. No sé si por la rima o la métrica, hablan todo el rato de Martín Lutero, técnicamente el teólogo y fraile alemán del siglo XVI, pero se refieren en verdad a Luther King, el célebre pastor que luchó por los derechos de los afroamericanos. Da igual. Incluso el poema recitado sobre Jesús, el nazareno, no es obstáculo para que me atraiga el tema, que escucho por primera vez en la sección ‘Todo por la radio’, de la Cadena Ser, uno de los mejores espacios de humor que se pueden escuchar hoy en el medio.

Mimetizo como con Los Sobraos, ese tanismo entrañable e inocuo (hasta que un juez diga lo contrario), pese a que en estos momentos Youtube ya me está recomendando peligrosamente al Payo Juan Manuel, otro prohombre, magnánimo y generoso, que podría ser el quinto rostro esculpido en un Monte Rushmore de la beneficiencia con, ya saben, Gandhi, JFK, Luther King y Jesucristo.